< Volver a todos los artículos

EL PERFIL INVISIBLE


Quién no recuerda aquella famosa serie de los 80 que con pulsar el botón del reloj, el protagonista se convertía en invisible, y podía ayudar para atrapar a supuestos malhechores.

Tanto mi socio Xavi, como yo, hemos tenido el privilegio de compartir horas y mono de trabajo con muchos hombres, mujeres “invisibles” del deporte, hablamos de los, las analistas.

Observándolos con el paso del tiempo, han crecido de manera exponencial, en número, también en su autoconocimiento, fortaleciendo el don de poseer un tesoro que sin duda los ha encumbrado como parte vital de un staff, la posesión de los datos.

Dicen que la información es poder, cierto, pero la información convertida en datos descifrados y claves se hace vital, y el productor y elaborador de estos datos es el/la analista.

Los ojos del entrenador y entrenadora se extienden hasta la retina, y allí reside el/la analista, en una cueva donde trabaja incansablemente para enfocar bien la vista del entrenador y entrenadora, para que la toma de decisión sea la idónea.

Es por ello, que hoy en día, el analista es el guardián del dato del entrenador, por tanto, van juntos allí donde el entrenador/a sea contratado, siempre y cuando el analista entienda su rol y posición: Interpretar y suministrar dato clave al entrenador u entrenadora.

La cara visible, del éxito, o la derrota, es siempre el entrenador o entrenadora, pero muchos hombres y mujeres invisibles están detrás de hitos históricos del deporte, que podemos certificar que ellos fueron claves para lograr éxitos mundiales calificados como épicos.

Algún día el reloj los dejará de hacer invisibles, mientras tanto muchos de ellos forman parte del equipo excepcional de profesores que tenemos en Vibliotec y que tuvimos la suerte de compartir con ellos su trabajo en su “cueva”, ¡disfrútalos!.

LLUIS CASAS

Co-fundador

Quién no recuerda aquella famosa serie de los 80 que con pulsar el botón del reloj, el protagonista se convertía en invisible, y podía ayudar para atrapar a supuestos malhechores.

Tanto mi socio Xavi, como yo, hemos tenido el privilegio de compartir horas y mono de trabajo con muchos hombres, mujeres “invisibles” del deporte, hablamos de los, las analistas.

Observándolos con el paso del tiempo, han crecido de manera exponencial, en número, también en su autoconocimiento, fortaleciendo el don de poseer un tesoro que sin duda los ha encumbrado como parte vital de un staff, la posesión de los datos.

Dicen que la información es poder, cierto, pero la información convertida en datos descifrados y claves se hace vital, y el productor y elaborador de estos datos es el/la analista.

Los ojos del entrenador y entrenadora se extienden hasta la retina, y allí reside el/la analista, en una cueva donde trabaja incansablemente para enfocar bien la vista del entrenador y entrenadora, para que la toma de decisión sea la idónea.

Es por ello, que hoy en día, el analista es el guardián del dato del entrenador, por tanto, van juntos allí donde el entrenador/a sea contratado, siempre y cuando el analista entienda su rol y posición: Interpretar y suministrar dato clave al entrenador u entrenadora.

La cara visible, del éxito, o la derrota, es siempre el entrenador o entrenadora, pero muchos hombres y mujeres invisibles están detrás de hitos históricos del deporte, que podemos certificar que ellos fueron claves para lograr éxitos mundiales calificados como épicos.

Algún día el reloj los dejará de hacer invisibles, mientras tanto muchos de ellos forman parte del equipo excepcional de profesores que tenemos en Vibliotec y que tuvimos la suerte de compartir con ellos su trabajo en su “cueva”, ¡disfrútalos!.

LLUIS CASAS

Co-fundador



Quién no recuerda aquella famosa serie de los 80 que con pulsar el botón del reloj, el protagonista se convertía en invisible, y podía ayudar para atrapar a supuestos malhechores.

Tanto mi socio Xavi, como yo, hemos tenido el privilegio de compartir horas y mono de trabajo con muchos hombres, mujeres “invisibles” del deporte, hablamos de los, las analistas.

Observándolos con el paso del tiempo, han crecido de manera exponencial, en número, también en su autoconocimiento, fortaleciendo el don de poseer un tesoro que sin duda los ha encumbrado como parte vital de un staff, la posesión de los datos.

Dicen que la información es poder, cierto, pero la información convertida en datos descifrados y claves se hace vital, y el productor y elaborador de estos datos es el/la analista.

Los ojos del entrenador y entrenadora se extienden hasta la retina, y allí reside el/la analista, en una cueva donde trabaja incansablemente para enfocar bien la vista del entrenador y entrenadora, para que la toma de decisión sea la idónea.

Es por ello, que hoy en día, el analista es el guardián del dato del entrenador, por tanto, van juntos allí donde el entrenador/a sea contratado, siempre y cuando el analista entienda su rol y posición: Interpretar y suministrar dato clave al entrenador u entrenadora.

La cara visible, del éxito, o la derrota, es siempre el entrenador o entrenadora, pero muchos hombres y mujeres invisibles están detrás de hitos históricos del deporte, que podemos certificar que ellos fueron claves para lograr éxitos mundiales calificados como épicos.

Algún día el reloj los dejará de hacer invisibles, mientras tanto muchos de ellos forman parte del equipo excepcional de profesores que tenemos en Vibliotec y que tuvimos la suerte de compartir con ellos su trabajo en su “cueva”, ¡disfrútalos!.

LLUIS CASAS

Co-fundador